tratado-extradicion-colombia-mexico

Aprueban nuevo tratado de extradición Colombia – México

 Con el objetivo de actualizar y modernizar las condiciones del Tratado de Extradición entre México y Colombia de 1928, se aprobó este tratado que busca adaptarse mejor a las condiciones y necesidades actuales de ambos países.

     La idea es fortalecer la figura de la extradición como mecanismo de cooperación judicial en materia penal, y que las personas condenadas cumplan su sentencia en su país de origen, intentando así favorecer la reinserción social.

     Además de que esta vez el tratado pasó por el Congreso, se buscó que se ajuste a las formas de cooperación internacional para la persecución y represión de la delincuencia, por lo que respeta los principios de las relaciones internacionales (algunos ejemplos de estos principios son los de la no injerencia en los asuntos internos de cada Estado, igualdad entre los estados y los de la soberanía nacional).

¿Cuál es el objetivo que se busca?

     Hacer más eficiente la pelea contra la impunidad, el narcotráfico y la delincuencia, mejorando la colaboración entre los dos países.

     Para ello las partes se comprometen a entregarse, recíprocamente, las personas que sean procesadas penalmente o sentenciadas por haber cometido algún tipo de delito. Se procederá a la extradición cuando la conducta delictiva sea sancionada por las legislaciones tanto de México como de Colombia, y con una pena de prisión no menor a tres años.

     La diferencia en usos de palabras o redacción en las legislaciones no será motivo para no proceder con la extradición, ya que se intenta esquivar aquellos problemas de interpretación producto de la denominación que utilice cada legislación.

     Habrá casos en los que se procederá con la extradición a pesar de que la condena sea menor a la pena mínima requerida. Algunos ejemplos son aqeullos en los que la conducta punible, por sí sola, no pueda ser objeto de extradición, pero hace parte de una imputación o una condena que comprende delitos de mayor entidad. También se aplicará a todas las conductas contempladas en Convenios Multilaterales de los cuales Colombia y México formen parte.

     Además hay motivos que permiten denegar una extradición según los principios de orden constitucional, como la prohibición de extraditar por delitos políticos o delitos de naturaleza puramente militar, o cuando el Estado tenga motivos para creer que la solicitud de extradición tiene que ver con motivos de raza, nacionalidad, religión o creencias políticas,

     El tratado generó cierta polémica debido a dudas acerca del manejo que se haría con las situaciones que abarcaban a menores. Lo cierto es que ya fue aclarado que la extradición no contempla a los menores, sino el traslado y la repatriación a su país de origen.

     Se busca ampliar el campo de posibilidades que permitan tanto a Colombia como a México decidir sobre la prevalencia de las solicitudes de extradición. Se tendrán en consideración: gravedad del delito, tiempo y lugar de comisión de cada delito, fechas de las solicitudes, nacionalidad de la persona reclamada, lugar habitual de residencia del reclamado, y existencia de tratados internacionales.

     Se espera entonces que a partir de este tratado ambos países continúen combatiendo el crimen en manera conjunta.

      Si usted, un familiar o un amigo afronta un proceso de extradición hacia México, póngase en contacto con nuestros abogados especialistas inmediatamente.