¿Ayuda la extradición a combatir el crimen?

En los años 80 y 90 en Colombia, la Extradición era un mecanismo utilizado por el Gobierno de turno para intimidar a la creciente ola de narcotraficantes que azotaban al país. Por esta razón, muchos de ellos iniciaron una campaña de intimidación hacia los congresistas para que eliminaran la ley de extradición. Por un momento, lograron su objetivo y por lo tanto desapareció este concepto de las normas legales y jurídicas del país. Sin embargo, esta salió a flote gracias a la intención del Gobierno de no permitir que los narcotraficantes se salieran con la suya.

La extradición, en términos de la Cancillería Colombiana, es un mecanismo de cooperación internacional para combatir el crimen. Sin embargo, ante esta premisa, muchos consideran que se afecta la soberanía del Estado al permitir que otro Estado  interfiera en las decisiones judiciales de las cortes colombianas.

Ahora bien, desde el año 2000 hasta el 2010 se habían extraditado un poco más de 1200 personas por diferentes delitos. No siempre se concede a un país este tipo de solicitud por narcotráfico. Los tratados establecidos con diferentes países determinan que la extradición puede ser por diferentes crímenes. Puedes mirar más sobre este tema en el siguiente artículo Datos interesantes sobre la extradición en Colombia.

En varios casos, una solicitud para extraditar una persona puede durar varios años, dependiendo de la complejidad del caso. Sin embargo, también es cierto que el procedimiento puede durar menos tiempo dependiendo también de los intereses de ambos Estados. En México, por ejemplo, la situación del Chapo Guzmán en estos momentos es de suma importancia, para este Estado y para EE.UU.

La extradición permite que una persona pueda pagar una condena en otro país. Esto acarrea dificultades para las visitas de su familia y los beneficios que podría tener en su país de nacimiento. Por lo tanto, es un mecanismo de intimidación.

¿Desea asesoría sobre un caso de extradición?