MEXICO-DRUGS-CHAPO GUZMAN-ARREST

El Chapo Guzmán: crónica de una detención anunciada

Joaquín Chapo Guzmán, era el líder de una de las más grandes organizaciones en tráfico de drogas “El Cártel de Sinaloa” convirtiéndose en el principal traficante de México.

     En el año de 1993 fue detenido y entregado a la justicia guatemalteca donde fue trasladado al penal del Puente Grande, del que tras la participación de 71 personas logró escapar escondido en un carro de lavandería el 18 de Enero 2001 luego de 9 años reclusión.

     Su búsqueda fue un foco principal en los gobiernos a nivel mundial. Se ofrecía una recompensa por al menos 5.000.000$ a la persona que diera con su paradero. Guzmán presenta cargos de lavado de dinero y conspiración para transportar cocaína en una Corte en el estado de California, Estados Unidos además de producción y distribución de drogas no solo en el territorio americano sino en México.

     En el año 2009 se le suman 15 cargos más en la ciudad de Chicago incluyendo distribución de heroína, además de demandas por el uso de un Boeing 747, submarinos, aviones privados, remolques, lanchas rápidas y otras embarcaciones para la distribución de estupefacientes así como la adquisición ilícita de armas, amenazas y sobornos de funcionarios públicos.

     Al menos 985 kilogramos de droga fueron atribuidos a Guzmán y a “El Mayo” Zambada entre 2005 y 2008 por La Corte de Estados Unidos.

    Su detención ocurrió el 22 de febrero en Mazatlán, Sinaloa en el “hotel Miramar”, tras 13 años de investigación. Los marines mexicanos con el refuerzo de funcionarios americanos realizaron una persecución hasta el momento de su captura. Relatan algunos testigos que Guzmán se encontraba con un fusil que no utilizó en ningún momento.

     Un hecho resaltante fue su desplazamiento entre túneles para su traslado. Las autoridades aseguran que uno de los túneles encontrados conectaba con desagües que tras una larga caminata, engranaban con una puerta y otro túnel recién construido que desembocaba en un casa que según, fue utilizada por Guzmán como escondite.

     Desde entonces, las decisiones sobre el juicio han sido un blanco de polémica entre Estados Unidos y México. Guzmán, ante la probable posibilidad de una entrega a Estados Unidos, introdujo una orden de amparo ante eventual extradición.

     Sin embargo, el Juez Octavo de Distrito de Amparo en Materia Penal de DF, negó cualquier clase de recurso de amparo por “la inexistencia de los actos reclamados”, a lo que se refiere con que el gobierno de Estados Unidos no ha realizado una solicitud formal para una posible cesión legal.

     El gobierno mexicano ha dejado claro también su interés en juzgar a Joaquín “Chapo” Guzmán bajo la jurisdicción mexicana antes de negociar cualquier clase de extradición.

     Expertos en la materia aseveran que ocurrirán al menos 8 juicios en la República de México antes de que Estados Unidos decida realizar su petición formal y dictaminarle por los cargos pendientes.