cronica-extradicion-romans-polanski

Crónica de la solicitud de extradición de Roman Polanski

En 1977, Roman Polanski, famoso director de cine, fue acusado de abuso sexual. Estados Unidos comenzó desde entonces a buscarlo para hacerlo cumplir su condena. La víctima de Polanski habría sido una niña de 13 años.

Hay distintas versiones acerca del hecho. La más conocida hace referencia a que Polanski llevó a Samantha Gailey a la casa en Mulholland Drive de Jack Nicholson. Lo que se suponía que iba a ser una sesión de fotos para la revista francesa Vogue, terminó en relaciones sexuales, supuestamente consentidas, dentro de un jacuzzi.

Previo a ello, él le dio champán y un sedante hipnótico (metacualona) y realizó fotografías de sus pechos desnudos. Gailey luego negó que las relaciones hayan sido consentidas, sino que se negó de manera verbal unas cuantas veces.

Polanski no sólo fue acusado por abuso sexual, sino que también tuvo los cargos de perversión, sodomía y uso de drogas, que fueron atenuados tras haber negociado con el fiscal.

El director reconoció que tuvo relaciones sexuales ilegales con una menor; y por haberlo reconocido, la condena fue de tan sólo 90 días en una prisión estatal, donde además se lo tenía que evaluar desde el punto de vista psiquiátrico. Pero tras 42 días preso, solicitó un permiso, que le fue concedido, para finalizar un proyecto que tenía pendiente.

Así fue que el director viajó a su ciudad de residencia, Londres, el primero de febrero de 1978. Al otro día, viajó a Francia, país del cual tiene nacionalidad.

Gran Bretaña tiene convenio de extradición con Estados Unidos. En cambio, Francia no. Por lo tanto, Polanski estuvo viviendo en su país natal, Polonia, y en Francia, y se movía también por otros países en los que no corría riesgo de ser extraditado.

Acuerdo lucrativo

En 1993 hubo un acuerdo entre partes, en donde el director se comprometió a pagar 500 mil dólares a la víctima para que retire los cargos en su contra.

No quedó claro si Polanski cumplió con el acuerdo, ya que, según un documento judicial, los abogados de Geimer (nuevo apellido de la víctima, que cambió su nombre) se enfrentaron al director debido a una cláusula. Los datos del acuerdo son confidenciales.

Y a pesar de que parece que el cineasta nunca pagó la cifra acordada, Geimer exclamó, en varias ocasiones, que quería que el caso se termine sin que el director vaya a la cárcel.

En 2002 Polanski ganó el Oscar al mejor director, por la película El Pianista. No asistió a la ceremonia de entrega en Los Angeles. Pero en 2009 fue arrestado en el aeropuerto de Zurich, por pedido de Estados Unidos.

Sin embargo, en aquel entonces un juez tuvo un fallo parecido al reciente fallo en Cracovia, en donde desde febrero se tramitaba el caso, y se rechazó la solicitud de extradición.

El director de cine exclamó su felicidad al conocer la decisión del tribunal de Polonia. De todos modos, la decisión puede ser apelada ante un tribunal de rango superior, por lo que habrá que esperar para saber qué sucede finalmente con el cineasta.

 ¿Desea asesoría sobre un caso de extradición?