maria-de-pilar-hurtado-extradicion-colombia-legal-corporation

Quién es María del Pilar Hurtado y por qué puede ser extraditada a Colombia

 Recientemente ha vuelto a la palestra pública el nombre de María del Pilar Hurtado, quien fuera jefa del Departamento Administrativo de Seguridad en Colombia (DAS), durante el gobierno del presidente Álvaro Uribe. El revuelo que ha causado nuevamente esta figura, se debe a la culminación del tiempo para permanecer legalmente en Panamá, nación donde había recibido asilo político, bajo la batuta del presidente Ricardo Martinelli.

     En este sentido, las autoridades colombianas se mantienen tras la pista de esta funcionaria, que actualmente es prófuga de la justicia, debido a que su presencia en Panamá fue declarada como inconstitucional, y posee una orden de captura desde el aparato legislativo colombiano.

     De este modo, el Estado podrá extraditar a Hurtado al país, para que responda ante la ley por diferentes delitos de espionaje, que se ejecutaron durante el tiempo que presidió el DAS, mientras transcurría el gobierno del expresidente Álvaro Uribe.

¿Quién es María del Pilar Hurtado?

     La figura de María del Pilar Hurtado ha ido ascendiendo dentro de la administración jurídica en Colombia, gracias a sus propios méritos. No llegó a este cargo al azar sino gracias a una trayectoria de más de 15 años desempeñando diferentes cargos públicos. Es abogada, egresada de la Universidad de Los Andes, con especializaciones en relaciones internacionales y negocios.

     Entre su lista de cargos, encontramos que fue directora y secretaria general del Instituto Distrital para la Recreación y el Deporte, (IDRD), así como asesora para el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), durante la dirección de Andrés Camargo, en la época en que Enrique Peñalosa se desempeñó como alcalde de Bogotá.

     Posteriormente pasó a ser secretaria general del Ministerio de Defensa, bajo la administración de Jorge Alberto Uribe, convirtiéndose en una de sus colaboradoras más importantes.

     Su llegada al DAS se produjo en el año 2006, ocupando el cargo de subdirectora, pero luego pasó a reemplazar a Andrés Peñate en la dirección de este organismo, por órdenes del entonces presidente Uribe, luego de que Peñate renunciara. En el 2008, Hurtado renunció a su cargo, cuando aparecieron las primeras denuncias en contra del DAS.

¿De qué delitos se le acusa?

     Es precisamente durante su gestión en el DAS, donde se ejecutaron una serie de delitos importantes relacionados con el espionaje contra los opositores a Uribe, entre los que Hurtado es acusada directamente, pero además involucrando a otras figuras públicas fundamentales.

     De allí que su extradición a Colombia para responder a un juicio, sea fundamental para que se conozcan nombres y demás funcionarios públicos involucrados en abusos a diferentes ciudadanos opositores al gobierno de Uribe.

La primera denuncia formal apareció en el año 2009, cuando Hurtado fue interrogada junto con 33 funcionarios, sobre los “chuzados”, nombre que se le dio a las personas que sufrieron algún tipo de persecución, donde aparecieron personas importantes como la diputada Piedad Córdoba, los periodistas Hollman Morris y Daniel Coronell, Carlos Gaviria y Antonio Navarro, miembros del Polo, así como el magistrado Iván Velásquez y algunos defensores de los derechos humanos.

     Las chuzadas, también ha sido llamadas interceptaciones ilegales. En este sentido, se le imputaron algunos primeros delitos como concierto para delinquir, falsedad en documento público, abuso de poder, violación ilícita de comunicaciones y peculado por apropiación, entre otros delitos de la misma índole.

     Ante este panorama, Hurtado solicitó en noviembre de 2010 asilo político al gobierno de Panamá, presidido por Ricardo Martinelli. Este fue concedido y de difícil revocación por parte del gobierno colombiano. Pero, ahora ha llegado a su fin y Hurtado deberá regresar al país.

Posibles penas

    Una de las sanciones que pesan sobre la funcionaria, es un período de 18 años de inhabilidad para el ejercicio de cargos públicos. Sin embargo, podría recibir años de cárcel y cancelación de multas, de acuerdo a los delitos señalados anteriormente.

     Pero no puede hacerse una estimación exacta, debido a que el juicio no se ha llevado a cabo y se desconocen cuáles serán los delitos definitivos por los que será imputada María del Pilar.

Estado del procedimiento de extradición

     Una vez que la funcionaria se instaló en Panamá en el año 2010, el gobierno colombiano ha intentado en varias oportunidades la extradición de Hurtado, pero estos trámites habían sido fallidos hasta este año, cuando las autoridades panameñas señalaron que dicho asilo es inconstitucional.

     Durante estos años, María del Pilar Hurtado tuvo una vida activa en la sociedad de ese país, participando en diferentes eventos como congresos y foros públicos, así como podía ser observada en espacios de interacción social como centros comerciales, etc.

     Actualmente, una vez que ha vencido el plazo para que Hurtado permanezca en Panamá de manera legal, puede ser deportada a Colombia en cualquier momento, una vez se localice su paradero. Algunas fuentes señalan que pudiera estar tramitando la solicitud de asilo político a Costa Rica, pero todavía no hay una información oficial al respecto.

     Sin embargo, la medida de extradición a Colombia, ya fue solicitada por la Fiscalía General a la Interpol, bajo la figura de difusión roja. A pesar de que la investigación se ha ido desarrollando sin la presencia de Hurtado en el país, sus declaraciones son de gran importancia para revelar al número de personas involucradas en estos actos delictivos.